Archivo de la categoría: coach cerebral

La danza del organista

Sea como fuere, tras oir el titular, BACH VERMUT, a las 9 de la mañana en la sala de espera de análisis de una clinica de Madrid, solo se me ocurrió que, ¿Qué mejor sitio para estar un sábado como hoy a las 12 de la mañana, que en el auditorio nacional?.

A la entrada, perdón, la entrada a 5 euros, ya me advirtió la taquillera que no incluía consumición, que lo que allí encontrara, que me lo pagaba aparte. A la entrada me ofrecieron catar un vino, en una mesita bien acompañada, de dos azafaifas,..y  pedí blanco sin excusas, y me atizaron un  “garnacha blanco” con lo que sea, agrio, como el chacolí, que no logró que perdiera las ganas de pasármelo bien, así que cambié a dos chupitos de Vermú de 1ª, a 1 €, y unas tapas mientras esperaba el aviso de entrar a la sala. Busque a Paz por si las moscas, pero no estaba.

Ubicación, centrada en el 2º anfiteatro, rodeada de melómanos, que me dejaban patente que estaba en el mejor sitio para escuchar tocar este estraordinario órgano, que no es el clítoris.

Salió el pornógrafo musical u organista, de negro riguroso informal, vamos, que no llevaba ni camisa ni pajarita.  Saludó y se marchó para arriba, a las entrañas del órgano. Se quitó la chaqueta, y se quedó en camiseta de mangas cortas, en negro sexi.  Se puso las gafas de señor interesante que le bordeaban un pelo cano bien cuidado.

Tomo el programa en la penumbra y leo: ESTEBAN LANDART. El mismo, inicia el concierto, Bach Mim Bwv 548  , yo no conocía la obra, ni la 547 tampoco ni la 546…,  2 Pantallas nos dejaban seguir en directo. Por un lado las manos. La mano izquierda lleva un anillo, que no le molesta en absoluto, lo cual lo hace aún más interesante. Es humano y vulnerable, comienza la pieza nervioso, tanto, que hasta yo lo noto, pero lo supera totalmente acoplado. Por otro lado, los pies. Un calzado muy elegante, no parece de diario, no obstante no es posible que fuera nuevo, dado con la soltura que los movia y deslizaba. Tenía que haberlos sentido y probado antes en los pies, su danza con bach era perfecta, la pieza parece un baile que ejecutara el organista. En el enlace de más arriba les ruego que observen los pies, verán a Bach en un día felíz, esa noche pilló con la mujer, al salir a la calle se encontró un ducado de oro, y al llegar a la iglesia le subieron el sueldo de organista. Así que empezó a bailar contento, sobre la pedalera del órgano, y al seguir con las manos a los pies musicalmente hablando, la obra le quedó así. (No se crean todo lo que lean en internet). Landart logró arrancarnos unos aplausos. Aún verían mejor la diferencia en como luego arrasta los pies en la siguiente obra,  una especie de canto muy popular en las iglesias alemanas Bach BWV 720,   Esto lo sé, porque dos alemanes se lo comentaban a un español al lado mio, una especie de “que viva españa”, según ellos que decían haberlo oido en mil versiones, muy bien tocado. La gente lo aplaudió con ganas.

La obra de Pablo Bruna no gustó. La aplaudieron, sí, pero yo no. El organista no tiene la culpa, soy yo, que tampoco la conocía. Con Max Reger  passacaglia me entró miedo en el cuerpo, LANDAR deslizaba los pies malignamente, por el pasillo de mi casa, y se acercaba a tocar en mi puerta, la sonoridad y potencia del organo subió, nos dejó respirar unos minutos y terminó del mismo modo causandonos una taquicardia. Aplauso intenso y largo. La última obra, de Julius Reubke sonata en do menor sobre el salmo 94  no sé qué decirles, tampoco la conocía, es muy larga,  hacia la  mitad casi doy una romántica cabezada, pero a veces estaba  camino de la isla de los muertos, otras acompañaba walkirias, otras me recordaba algún pasaje de películas, mientras el organista se desmadejaba una pierna pacá, otra payá, como haciendo esquí,  y tanto acariciaba al órgano que al final este nos orgasmeó. El aplauso fue unánime y largo para el organista Esteban Landart.

Descolgó las gafas y bajó sexi a saludar, y lo hicimos salir a saludar dos veces más. Hubo silbidos de júbilo entre los aplausos.

¿Dónde está Paz?A  la salida había cata de champán españolo, repetí un par de veces y me apreté una gilda y varios pinchos de reparto, al son de yaz Bach. De nuevo me pregunté ¿Donde rayos estaría mi amiga Paz?. Bach, los buenos pinchos y bebida chachi, es lo que le quitaría el sueño a cualquiera. ¿Dónde estar mejor sino este mismo sábado a las 12?

Conclusión: Las madrileñas no nos merecemos una sala tan explendida, ni un órgano tan bueno, pues dejamos 1/5 de la sala sin llenar.

 

prejubilarse y un barato

Cómo prejubilarse a los 50 años.

Recientemente una sobrina me propuso un reto sin igual. En la clase el profesor les dijo que tenían que buscar una alternativa al palabro “pack”, yo le dije sin pensarlo, – “Lote”,- A lo que la susodicha me replicó que – Un lote es algo de la misma clase, género etc, etc. y en un pac, pueden ir una maquinilla de afeitar, la crema, y de regalo una entrada para ver teatro. – Me quedé absolutamente desconcertada. Llamé a mis conocidos y conocidas, nada más que para joderles el día con el reto, y Friné me dijo, – Ahora mismo llamo a un charlatán, que si hay un palabra para eso en castellano, él la conoce. – Y éste le contesto por el teléfono – ¡Joder! ¿Lo que yo vendo quées?, UN BARATO, ¡poseso mismo !. Un charlatán, es una persona dotada y entrenada en el don de las palabras, hasta alcanzar el título de DON, y lo que venden generalmente, es un barato, de ahí el palabro en desuso, baratón, que llama a las persona que tratan en compras, ventas y trueques en el diccionario de la rae, pero que tiene totalmente perdida su palabra principal, el barato, por no haber recogido su significado popular, que ahora necesita.  El charlatán cada vez que iba a agregar algo más, empezaba a enumerar, – ..Y esperen un momento antes de comprarme este barato en el que no les doy…ni 1, …2,….3, sino que además también agrego a este barato, ¡una palangana!. – Un barato es un lote sin ton ni son, que no sea la de ir saciándonos la avaricia, con cachivaches que podrían tener alguna remota utilidad,  pero que seguramente no. Lo mismo que un pac.

Los recogedores de la tradición de charlatanes, los políticos, hoy en día nos regalan cada palabro quepaqué. Ahora aún cuando los compañeros de Europa o europeos, nos llaman despilfradores, puteros, etc.  Cuando los charlatanes deberían hacer gestos hacia la opinión pública, nuestra y Europea,  van, y nos hacen un barato. Nos van a prejubilar a los estibadores, este es el cebo que han echado, para que una vez que los estibadores digan,- Síiii, (¡de puta madre!), -Los partidos nuevos no digan – NI DE COÑA,- Partiendo de la realidad, de que a los demás nos van a “posjubilar”.  Me decía un conocido haber presenciado a una señora que le daba cuentas de su hija soltera a la portera, que ésta no estaba embarazada sino embarazadita que solo era un poquito, y que le  decía la portera: – Qué era eso de estar embarazadita. – Pues con lo de prejubilarse es lo mismo,  o lo estás o no lo estás.

 

conociendo a dios

No hay libro más oportuno y recomendable para creyentes y anti-creyentes que La naturaleza de los dioses de Marco Tulio Cicerón, todo un “sprint” con un toque de humor, de entrenamiento cerebral. Este autor le da un repaso a todos los filósofos hasta su época, fino fino mandarino, del que no se escapa ni los más grandes.  Y aunque su razonamiento sea la de un dialéctico, su verbo es tan afilado como una cuchilla de afeitar, cínico, y certero desmembrando creencias, como la lógica actual más pura. lennon-dylanNo se si este libro tuvo la culpa, de que Bob Dylan no fuera creyente en sus tiempos mozos,  o si fue el culpable de que se hiciera católico, cuando ya su cabeza era una sola y Nobel cana. Quizás ni lo leyó. Pero a este hombre, últimamente no hay quien no le meta una nota.  Así que una más, no va a ningún lado. El caso es, que mis sobrinas mismamente, con este tío me han creado un problema de rebeldía difícil de solucionar. Dios dios dios, ¡Pues no van y me dicen, que para qué estudiar!, si luego van y premian a este tío que fumaba porros, bebía hasta perder el sentido y que dejó los estudios a poco de empezar en la Universidad de Minnesota, y que ellas quieren hacer lo mismo. Yo les he dicho delante de su padre, que para la Universidad de Minnesota, que va a ser que no,  y que para las otras más de aquí, que pa ir pa ná, mejor no ir.

Como sabrán ya, de las miles de notas en estos días sobre Dylan, éste era bastante particular con su privacidad,  y poco bocazas delante de un micro, si no tenía una guitarra en la mano. Todo lo contrario que cualquier Beatles

JOHNBob Dylan creía que el coro de “I Want to Hold Your Hand” que dice “I Can’t Hide” (No puedo esconder) en realidad decía “I Get High” (Me pachequeo).  Vino y nos dijo: “Bueno muchachos, traigo muy buena yerba”. ¿Cómo podía caerte mal un tipo así? Creía que usábamos drogas. Fumamos y nos reímos toda la noche. Bob se la pasó contestando el teléfono con la frase “aquí está la Beatlemania al habla”. Era ridículo. No recuerdo muy bien de qué hablamos, Sólo estábamos ahí siendo rocanroleros, fumando marihuana, bebiendo vino y pasando un buen rato, algo surreal. Recuerdo un momento en que Dylan traía demos de sus canciones y nos puso algo y me decía: “Hey John, escucha la letra” y yo le dije: “¿La letra? ¿A quién le importa la letra? Estamos fuera de nosotros mismos y tenemos que poner atención a letras? ¡Escucha el ritmo! ¡Eso es todo!”.

Pues eso es todo. Quien supiera de él, es fiel a si mismo durante mucho mucho tiempo, mientras rascaba nuestras almas con su voz cazallosa, su guitarra y sus letras.  Fue como la nueva religión de occidente cuando las otras quedaron obsoletas. ¿Porqué se entrañan de que lo premien como persona que hizo el bien en general en todo el mundo?.  Es el literal del Nobel. ¿Svetlana Alexándrovna, periodista, única periodista con el Nobel, no fue igual ?, No era la mejor literata, entre cientos pero si la única periodista entre millones, que clamó conciencias. Cosa que nunca hizo un periodista, con el arma en su mano más templada de todas.  ¿No podrían dejar las plumas los periodistas, y mirarse la viga en sus ojos, antes de escribir algo sobre Dylan?. NO, no se pueden aguantar. Ni yo tampoco.

entrenando el cerebro de Macbeth

Para poder actuar correctamente en la vida, a veces hay que soltar la cabeza, es decir, salir a dar una vuelta.
hola ! hola!, No hay cosa que más me excite que ver unas cabezas,  perfectamente conjuntadas para triunfar, y ver que no lo consiguen. Es que no las conoce ni dios. Dejaría a todos mis amantes y me marcharía con las 7 chicas, sería su mánager y les llevaría las baquetas en un bolso azul, ye yehá.

Que no es que me gusten… que no es  que estén “güenas”, Que  son muy muy  buenas, en serio, incluso en este mal vídeo que les traigo, Si saben de alguna actuación suya, en DIRECTO, no se la pierdan.  Las The Clams son negras, negras, negras.

Macbeth

 

paz-macbetLa escuela municipal de teatro de Madrid (c/ Mejía Lequerica nº21)  ha entrenado, un Macbeth modernista, a base de estrenar a unos jóvenes realmente jóvenes capitaneados por una treinteañera en el papel de Hécate miliciana, que me supongo yo, que les impone orden y Paz.  No puedo darles ninguna pista de como realizan las transiciones ni como se combinan el texto entre ellas, o les reviento la obra si van a ir a verla, solo que me gustó a pesar del incómodo y agobiante calor  que pasé. Si van, se llevan un abanico. Solo añadirles que para ser una representación general, estaba tan lista como una compañía rodada en meses, es decir, en la juventud ningún miedo ni inexperiencia, solo el descaro y la vista al frente, de quienes se van a comer el mundo, seguro. Solo que esta obra merece una sala un poco mayor, y, quizás la complicidad de reconocer el texto el espectador, al menos el extracto del rincón del vago,  cosa que  alrededor mío, espectadores en mayoría bastante jóvenes, no encontré. Quizás van a tener razón quienes dicen que hay que dar más matemáticas y menos letras.