La oratoria

 

Cicerón escribe el manual de la oratoria como entrenador de Bruto.

Yo sin quererlo ni comerlo buscando las notas de
WINCKELMANN en la Historia del arte Antiguo
Donde sostiene que Cicerón dijo de los griegos que tenían mas bien buenos poetas que buenos oradores. La nota clara no la he encontrado, aunque es cierto que se desprende sin lugar a dudas en el todo, pero buscando y buscando, de cabo a rabo, me terminé la oratoria de Cicerón. Y en unos tiempos, donde dejan mucho que desear los discursos que los políticos dan. Que menos que recomendarles este texto, y los que cita dentro, el mismo Cicerón, a estos políticos de mi país (España,) y a los de otros, si mostrasen tan bajo nivel de oratoria, que son capaces de matar a un vivo de aburrimiento. Tendremos que darle la razón al final a quienes se manifiestan diciendo, que más matemáticas y menos letras, porque para el resultado que obtenemos, lo que es una  obviedad en nuestros políticos, no necesitaban los burros llevar tantas aguaderas.

 

3 pensamientos en “La oratoria”

  1. Bueeeno, lo de más matemáticas, vale, pero lo de menos letras… quizá baste con no leernos ni escucharnos a los que matamos a un vivo de aburrimiento. Los hay buenos, tanto que ni nos damos cuenta, y más divertidos que los que suman.

    Esa de Cicerón me la leeré este finde…

    1. Creo que la solución aportada de reducción de humanidades en la educación para mejorarla, es producto de haber tenido una reducida educación en humanidades.
      La fotografía son los políticos españoles, No solo las espadas principales, donde es más patente es en los que los acompañan.
      Un saludo Charles

      1. Los hay que se ponen a lo conspiranoico, y dicen que lo de las humanidades hace que la gente piense en “modo humanista”, tenga referencias del pasado y se vuelva más escéptica e inmanejable… Se, además, que los que juegan con los números analizan los valores de las letras en términos de rentabilidad, y eso… pues no lo es en muchas ocasiones.

        Salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *