entrenando el cerebro de Macbeth

Para poder actuar correctamente en la vida, a veces hay que soltar la cabeza, es decir, salir a dar una vuelta.
hola ! hola!, No hay cosa que más me excite que ver unas cabezas,  perfectamente conjuntadas para triunfar, y ver que no lo consiguen. Es que no las conoce ni dios. Dejaría a todos mis amantes y me marcharía con las 7 chicas, sería su mánager y les llevaría las baquetas en un bolso azul, ye yehá.

Que no es que me gusten… que no es  que estén “güenas”, Que  son muy muy  buenas, en serio, incluso en este mal vídeo que les traigo, Si saben de alguna actuación suya, en DIRECTO, no se la pierdan.  Las The Clams son negras, negras, negras.

Macbeth

 

paz-macbetLa escuela municipal de teatro de Madrid (c/ Mejía Lequerica nº21)  ha entrenado, un Macbeth modernista, a base de estrenar a unos jóvenes realmente jóvenes capitaneados por una treinteañera en el papel de Hécate miliciana, que me supongo yo, que les impone orden y Paz.  No puedo darles ninguna pista de como realizan las transiciones ni como se combinan el texto entre ellas, o les reviento la obra si van a ir a verla, solo que me gustó a pesar del incómodo y agobiante calor  que pasé. Si van, se llevan un abanico. Solo añadirles que para ser una representación general, estaba tan lista como una compañía rodada en meses, es decir, en la juventud ningún miedo ni inexperiencia, solo el descaro y la vista al frente, de quienes se van a comer el mundo, seguro. Solo que esta obra merece una sala un poco mayor, y, quizás la complicidad de reconocer el texto el espectador, al menos el extracto del rincón del vago,  cosa que  alrededor mío, espectadores en mayoría bastante jóvenes, no encontré. Quizás van a tener razón quienes dicen que hay que dar más matemáticas y menos letras.

 

A %d blogueros les gusta esto: